DROP
Direct Reverse Osmosis Purifier

El agua es el elemento vital del autoclave. La calidad del agua afecta drásticamente la vida útil de la cámara y el generador de vapor, así como los tipos de cargas a esterilizar.

El agua del grifo no es recomendable para cargar el autoclave ya que contiene diferentes cantidades de diversas sustancias en solución y hasta en suspensión que cuando se someten a altas temperaturas forman sedimentos al interno del generador de vapor, tuberías y válvulas         que afectan drásticamente el funcionamiento de la máquina. Estos depósitos se acumulan con el tiempo como capas de pintura; a medida que se acumulan disminuyen la eficiencia y la funcionalidad del generador de vapor y obstruyen las tuberías y válvulas.